Your browser does not support JavaScript!

¿Cómo prevenir la plaga Oruga Cortadora en los cultivos?

¿Cómo prevenir la plaga Oruga Cortadora en los cultivos?
Oruga Cortadora

Los cultivos extensivos ocupan un lugar fundamental en la economía agrícola argentina y de muchos países de América Latina. Con mucha probabilidad para muchos profesionales del campo, los agentes más determinantes para una cosecha pobre y de escasa densidad están relacionados con la incidencia de plagas. De entre las diferentes plagas que pueden sufrir los cultivos extensivos, las ocasionadas por la oruga cortadora (Lepidoptera: Noctuidae) son especialmente importantes por el gran potencial de daño al que somete al cultivo. Sobre todo, en la etapa de emergencia de la siembra.

La etapa de la siembra representa una de los momentos más complicados para el éxito final de los cultivos. El cultivo de maíz por ejemplo es uno de los cultivos más sensibles en este proceso. Para tener una excelente siembra deberemos cuidar:

  • El plan de siembra de maíz apoyado en una distancia uniforme entre plantas.
  • El tiempo para emerger mínimo entre ellas.
  • La calidad de la semilla, unas condiciones del suelo óptimas de humedad y la temperatura.

Oruga cortadora consecuencia de la siembra directa

Orugas Cortadoras en Cultivos

Las plagas de orugas cortadoras son una de las más comunes en los últimos años, debido a la generalización de varios procedimientos de siembra, como la denominada siembra directa. Este tipo de orugas mantienen su actividad durante la noche, su reproducción y puesta se localiza en el suelo o sobre la corona de las plantas.

La acumulación de malezas y rastrojos son un ecosistema ideal para aumentar exponencialmente la reproducción de oruga cortadora. En su fase larvaria, las orugas cortadoras pasan la mayor parte del tiempo en el suelo o bajo zonas de denso vegetal. Son muy dañinas pues se alimentan de raíces o de brotes de plantas o cultivos, dejando un corte a ras de suelo de las plantas.

El resultado es la pérdida total de plantas de determinados cultivos, siendo especialmente grave en los cultivos de Maíz, Soja, Girasol, Alfalfa o Trigo.Oruga cortadora en maiz

Cuidados esenciales contra la Oruga Cortadora

Como muchas cosas en la vida la prevención es, sin duda alguna, la mejor herramienta para solucionar muchos problemas. En el caso de las plagas de Oruga Cortadora ocurre lo mismo. Veamos algunos puntos importantes a tener en cuenta para poder combatir este peligroso agente de nuestros cultivos:

  • En primer lugar es necesario dejar claro que la plaga ya se encuentra en el lote a sembrar. Es decir, cuando el cultivo emerge las larvas están en su etapa potencial de daño en las plantas. Por tanto se requiere antes de sembrar, un muestreo y análisis del terreno a cultivar. La finalidad del mismo reside en conocer si existen orugas cortadoras y en segundo lugar saber el número de las mismas. La presiembra es un momento ideal para monitorear la población de orugas en todo el lote a cultivar. La proporción de una oruga cortadora cada 10 o 20 metros es una buena señal de principio de plaga.
  • Por lo tanto antes de la siembra se recomienda una limpieza con tormenta de todo el lote. Principalmente son insecticidas clorpirifós solo o mezclados con piretroides (se estima una efectividad del 70%).
  • Los tratamientos cura semillas y el uso de insecticidas son eficaces si llegan al suelo, sino será tiempo perdido. Es necesario sistemas de lluvia que nos aseguren la correcta integración de la solución en el terreno.
  • Una vez tratado el terreno es posible utilizar, las denominadas trampas de luz con el fin de tener una idea del número de individuos adultos. Se evita así la puesta de los mismos.

Las plagas de orugas cortadoras son unas de las más complicadas de eliminar. La limpieza del lote es una de las acciones más efectivas para controlar su aparición en gran número.