Your browser does not support JavaScript!

El prometedor cultivo de hongos

El prometedor cultivo de hongos
Cultivo de hongos en Argentina

(Fungicultura o micocultura)

El cultivo de hongos se dirige a cultivar setas y demás hongos en sistemas de ambiente controlado, para producir alimentos y medicinas como la penicilina entre otros productos. Algunos hongos también pueden ser útiles en procesos industriales de la madera.

La fungicultura, brinda una buena elección para producir gran cantidad de alimento, en poco espacio, a bajo costo y en un tiempo relativamente corto. Además, el valor nutricional de los hongos comestibles es muy apreciado. Estudios bromatológicos demuestran que constituyen una magnífica fuente de proteínas por contener hasta 35% en base seca, estos datos son importantes al compararlos con el 13.2% del trigo y 25.2% de la leche. Además, contienen vitaminas como la B1, B12, C, D, NIACINA y ACIDO PANTOTENICO, así como ácidos grasos insaturados y un bajo contenido calórico.

La producción de hongo no requiere de inversiones fuertes y es una buena fuente generadora de empleos, además este tipo de explotaciones se puede realizar para aprovechar residuos agrícolas de otros cultivos (hojarasca de soja y maíz). Los procesos de producción de los hongos son muy variados, esto depende de la especie de hongo y las condiciones del lugar donde se realice la explotación, por lo que no profundizaremos en este tema, sería necesario todo un seminario solo para explicar los procesos. En lo general todos se manejan con el siguiente esquema:

• Preparación del sustrato.
• Pasteurización.
• Inoculación del sustrato.
• Periodo de incubación.
• Fructificación.
• Cosecha.

A pesar de todo el avance en la fungicultura, aún falta mucho camino por recorrer, y es importante mencionar que no todas las especies de hongos comestibles se proyectan para ser cultivadas a gran escala, muchas se consiguen solo en estado silvestre. Sin embargo, entre las especies que han alcanzado gran importancia económica por su cultivo se encuentran las siguientes:

• Champiñón (Agaricus bisporus)
• Cuitlacoche (Ustilago maydis)
• Enoki (Flammulina velutipes)
• Gírgola (Pleurotus ostreatus)
• Melena de León (Hericium erinaceus)
• Níscalo (Lactarius deliciosus)
• Pie azul (Lepista nuda)
• Reishi (Ganoderma lucidum)
• Seta de arroz (Volvariella volvacea)
• Seta de calabaza (Boletus edulis)
• Seta del olmo (Hypsizygus ulmarius)
• Shiitake (Lentinula edodes)

En países de américa latina este tipo de explotaciones ya generan 25 mil empleos y 62 mil toneladas anuales de producto comercial. El cultivo de hongos representa una excelente opción para los agricultores que busquen iniciar algún proyecto nuevo, con buena proyección, mucho mercado y poca competencia.

Descubrí Sismagro, Software Agropecuario