Your browser does not support JavaScript!

La necesidad de recolectar la historia de tus campos

La necesidad de recolectar la historia de tus campos

¿Por qué hablar de la historia de tus campos?

¿Qué pasaría si podríamos preguntarle a un potrero o lote lo que le sucedió desde que el primer humano lo utilizó para su producción agropecuaria?, ¿cuántas cosas nos contaría?, ¿cuándo empezaría esa historia?

Ya sabemos que una de las actividades más antiguas del hombre fue la agricultura, pero si quisiéramos realizar una cronología en un lote específico, por ejemplo, alguno ubicado en Santa Fe (provincia agrícola altamente productiva de Argentina) podríamos obtener muchas características sobre el cultivo que está en curso, y quizás con algo de suerte obtendríamos lo sucedido hasta 10 años antes. Pero a medida que nos remontamos más en el tiempo debemos acudir a los recuerdos de la familia que poseía ese campo, indagando primero a los padres y luego a los abuelos.

La precisión y detalle que obtendríamos sería muy pobre, ya que casi nadie posee registros de ello. Claro está que tampoco hacía falta tenerlo porque en esa época se pensaba que la tierra era un recurso ilimitado.

Hoy sabemos que las tierras productivas al igual que el agua dulce son un recurso escaso y debemos cuidarlos. Con el crecimiento de la población mundial, además, debemos pensar que tenemos el deber de obtener el nivel más óptimo de producción por hectárea.

Los componentes de la historia de tus campos:

Para realizar buenas prácticas agrícolas es necesario conocer los nutrientes que tiene el suelo y hacer rotación de cultivos, para darle tiempo a la tierra a recuperar aquellos químicos que han sido extraídos del cultivo anterior.

Aquí es donde la tecnología comienza a ser nuestra herramienta aliada. Hoy en día podemos utilizar plataformas muy fáciles que en pocos clicks nos permiten anotar todo aquello que vamos haciendo en los lotes.

Empieza a generar a tu propio historial.

¡Pruébalo gratis!

Comenzando por indicar el cultivo que planificamos en cada lote, las labores que vamos haciendo con el detalle del día exacto y las dosis de fitosanitarios (agroquímicos y fertilizantes) agregados, rendimiento obtenido y muchos otros factores más.historia de tus campos mapa de vigor

También se suma a esto toda la información que se puede recaudar con la tecnología satelital, que gracias a las imágenes obtenidas y al procesamiento de las mismas se pueden detectar malezas, plagas y hasta el índice verde en diferentes épocas del cultivo.

Debemos ser conscientes que debemos utilizar estas herramientas para ser competitivos y poder producir más con menos recursos, ya que la población crece a un ritmo muy acelerado y se necesitará abastecimiento de alimento.

El día de mañana cuando las futuras generaciones se pregunten qué fue lo que sucedió en una determinada parcela, van a contar con toda la información que necesiten y con alto nivel de detalle, pero claro está que de nosotros depende que esto sea así.

Comienza a generar a tu propio historial.

¡Pruébalo gratis!