Your browser does not support JavaScript!

¿Cómo simplificar el manejo de contratistas rurales?

¿Cómo simplificar el manejo de contratistas rurales?
Software de gestion Agropecuaria y Agricola: Tomar el control de su hacienda

La forma de trabajo en el campo se fue modificando al pasar el tiempo. En la agricultura Argentina todas las labores las realizaba el productor, que era el propietario de la tierra o sus empleados. Los negocios evolucionaron y para muchos ya no era rentable poseer la maquinaria para realizar todas las labores, y por esta razón comenzaron a contratar servicios de terceros. Así es como se popularizó la figura de los contratistas rurales.

Los contratistas rurales son personas o empresas que poseen maquinaria y realizan trabajos para los productores rurales. Ellos optimizan el tiempo de uso de las máquinas para obtener mayor rentabilidad, ya que por campaña intentan que la máquina no pare de trabajar ni un día.

Esto provocó que el productor agrícola cambie su día a día de trabajo, pasando de realizar él mismo las labores a ser un “coordinador” de labores en su propio campo.

Contratistas rurales

A simple vista, pareciera que se ha quitado un trabajo duro de encima, pero la realidad es otra, si bien ya no tiene que lidiar con los problemas ocasionados por el mantenimiento de las máquinas ahora debe gestionar y sincronizar las labores de varias personas simultáneamente.

Para ser más gráficos vamos a un ejemplo práctico, imaginemos un productor agrícola con 20 lotes, que en su campaña de la gruesa ha decidido producir 5 de estos lotes con soja y 15 con maíz. Entonces contrata a dos prestadores de servicios de siembra, uno para la soja y otro para el maíz. El del maíz le dice que sólo podrá hacerle 10 lotes porque luego tiene que sembrar en lo de otro cliente, y de esta manera se ve obligado a contratar a otro más para terminar el trabajo.

Contratistas rurales cosechaA este ejemplo podría sumarse que las fechas de siembra de los dos contratistas de maíz podrían diferir provocando un desfasaje en los ciclos para luego realizar la cosecha.
Esto mismo puede ocurrir con las pulverizaciones y con la cosecha. Para sumar otro inconveniente, el productor suele entregar al contratista los insumos que debe aplicar antes de salir al campo, y luego debe controlar la devolución de lo que no se utilizó, complicando el control de stock de insumos en el galpón.

Al final de todos los trabajos el productor debe hacer un recuento de las labores que hizo cada contratista rural y para qué lotes los hizo para efectuar los pagos que corresponda, controlando las facturas que el contratista le emitió.
Si el productor tiene un par de lotes en su campo el trabajo es sencillo, pero si se tratan de muchos lotes este trabajo puede ser un caos total, obligando al productor a que sea ordenado y prolijo con sus anotaciones.

Descubre cómo simplificar este trabajo

¡Pruébalo gratis!

Afortunadamente varios productores utilizan la tecnología como herramienta aliada para efectuar este tipo de tareas. Sismagro es una de ellas y se caracteriza por ser la más simple para conocer todo lo que un contratista en particular ha hecho en una campaña. Se puede ver rápidamente el historial de los trabajos de un contratista, cuántos lotes trabajó, cuándo lo hizo, qué dosis de fitosanitarios aplicó, en qué días lo hizo, si ya emitió su factura y si ya fue pagado su servicio.
Control labores contratistas
Hacer este tipo de controles lleva minutos utilizando esta herramienta, ahorrando horas y horas de trabajo a un productor. Pero lo más importante es que le quita de encima al productor este trabajo de gestión que suele no gustarle.

 

Christian Zechner
Fundador & CEO de Sismagro